Trastorno del estado de ánimo

Los trastornos del estado del ánimo son el segundo foco de atención en la práctica psicológica después de los trastornos de ansiedad.

Muchos de los afectados no conocen que su condición puede tratarse eficazmente.

La depresión causa pérdidas significativas en la calidad de vida de los afectados. La depresión y la tristeza ocasional deben diferenciarse.

La depresión se produce cuando los sentimientos de profunda tristeza tienen una duración mínima de dos semana y además interfieren en las actividades de la vida cotidiana del afectado (comer, dormir, trabajar, relacionarse…)

¿Puede tratarse la depresión?

Los diferentes tratamientos psicológicos siempre tienen unos resultados superiores que el no tratamiento.

La terapia Cognitivo-Conductual y otros tipos de psicoterapia, ayudan a las personas afectadas por este trastorno a recuperarse. De manera resumida, los pasos a seguir con el terapeuta durante el proceso terapéutico son los siguientes:

  • Encontrar los problemas que contribuyen a la depresión, fijarse metas, aprender a lidiar con tales problemas.
  • Identificar los pensamientos negativos que contribuyen a mantener los sentimientos de desesperanza o tristeza que se atribuyen a la depresión.
  • Ayudar a la persona a recuperar el control y el placer, reconocer las oportunidades que tiene e incorporar actividades en la vida de la persona.

Involucrar al círculo de amistades y familiares del paciente en el proceso terapéutico puede ser de gran importancia para obtener éxito en el tratamiento.