Valoraciones de TDA o TDAH

Si sospecha que su hijo-a podría sufrir esta patología, lo más recomendable es realizar una valoración por un psicólogo cualificado.

Un diagnóstico adecuado es imprescindible para un tratamiento efectivo, para poder ayudar al niño/a con su Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) a que desarrolle todo su potencial.

Un diagnóstico precoz es igualmente imprescindible para una pronta intervención, evitando así la posible comorbilidad y abordar adecuadamente los diferentes problemas que puedan surgir a lo largo de su desarrollo.

Numerosos trastornos o problemas médicos pueden manifestarse por síntomas presentes o nucleares de TDAH lo que dificulta la correcta identificación del trastorno, por lo que es necesario realizar un diagnóstico diferencial.

La evaluación de este complejo trastorno debe realizarse desde una perspectiva multiprofesional que aborde tanto la evaluación psicológica, la educativa y médica.

No existe una prueba única que por sí sola permita hacer un diagnóstico exclusivo y confiable.

Para establecer el juicio diagnóstico final es necesario recabar información de las diferentes fuentes que rodean e intervienen en el niño.

La evaluación debe incluir:

  1. Un examen médico completo para evaluar la salud general del niño.
  2. Una evaluación psicológica profesional.
  3. Una evaluación familiar para la cual se utilizan las escalas de comportamiento.
  4. Una evaluación escolar que incluya la historia académica y de comportamiento del niño en el aula.

El diagnóstico se basará en el cumplimiento de los criterios del DSM-V, que son los criterios diagnósticos establecidos por la Academia Americana de Psiquiatría (1994) o los criterios de la CIE-10 (1992) reconocidos y establecidos por la OMS.