Se estima que el 43% de las mujeres  y un 31% de hombres sufren alguna disfunción sexual.

La terapia sexual tiene como finalidad realizar una evaluación y tratamiento de la disfunción sexual, para así mejorar el bienestar del paciente en este ámbito de su vida.