Acceso a registro oficial de Terapeutas EMDR

– La terapia de EMDR se centra en el reprocesamiento de experiencias traumáticas o adversas que han ocurrido durante la vida de la persona. Este reprocesamiento se alcanza a través de procedimientos estructurados como sean movimientos oculares u otras formas de estimulación bilateral.
– El método EMDR resulta, para muchos pacientes, más efectiva que las llamadas terapias convencionales. Esta terapia tiene soporte de la Organización Mundial de la Salud y de las Guías Clínicas Internacionales para tratamientos.
– Paciente y terapeuta trabajan juntos para identificar la diana del tratamiento. Posteriormente, el paciente proporciona datos sobre este incidente traumático a partir del cual se buscan los detalles más importantes. Mientras el paciente realiza movimientos bilaterales (oculares o mediante otra estimulación) le vienen a la mente otros recuerdos traumáticos o recuerdos asociados al trauma. Es de esta manera, que se reprocesa la información de una manera más adaptativa.
– El tratamiento con EMDR puede tener una duración mínima de tres sesiones para traumas simples hasta más de un año para problemas complejos. A pesar de esta generalización, no se puede valorar hasta que el terapeuta y el paciente empiezan a trabajar juntos y se determinan los focos del tratamiento.
– La terapia EMDR puede utilizarse con pacientes de todas las edades. Es una terapia adecuada para cualquier edad y para cualquier problema, aunque el terapeuta tras una valoración decidirá si es conveniente o no el tratamiento a través de esta técnica. A través del EMDR todos los acontecimientos de la historia del paciente que hayan generado un trauma pueden superarse de manera completa y satisfactoria.