Los problemas de pareja tienen un relevante papel en el grado de infelicidad humana ya que constituye una de las áreas vitales a las que más importancia asignamos.  Existe una clara relación entre las desaveniencias conyugales y los trastornos del estado del ánimo, ansiedad y trastornos sexuales.

Es impensable , un abordaje global de la salud del paciente sin entender la influencia que las relaciones interpersonales tienen sobre sus emociones.

El objetivo fundamental del terapeuta es ayudar a las parejas en conflicto a mejorar el estado de satisfacción que obtienen de su relación.